Rumbo Deportivo » OPINIÓN | Déjame soñar, Coquimbo Unido
HORA EN CHILE
Iniciar reproducción de nuestra señal
Facebook Rumbo Deportivo Twitter Rumbo Deportivo Youtube Rumbo Deportivo TuneIn Rumbo Deportivo
OPINIÓN | Déjame soñar, Coquimbo Unido
Publicado por: Sebastián Rojas a las 15:14

Por Sebastián Rojas Yeza | Foto: Twitter: @coquimbounido

Un triunfo 2-0 sobre Sport Huancayo catapultó al cuadro “pirata” a los cuartos de final de la Copa Sudamericana, haciéndose parte de los ocho mejores equipos del certamen.

Desacostumbrado a este tipo de instancias, resulta muy particular ver al equipo “barbón” en estas lides. Sin embargo, obviar todo lo vivido previamente resulta erróneo a la hora de analizar el presente del cuadro dirigido por Juan José Ribera.

La celebración desenfrenada de la hinchada “aurinegra” es conmovedora debido a la lejanía de victorias deportivas. El año 2016, Coquimbo Unido casi desciende a la Segunda División Profesional. En 2018, Coquimbo logró salir de la Primera B tras 11 años de permanencia. Un grito de triunfo que se había ahogado en 2008, 2013 y 2014.

Y en 2019, los “piratas” tuvieron una campaña que pudo dar mucho más si el torneo no se hubiera interrumpido por el “Estallido Social”. De la mano de Patricio Graff, lograron abrochar el histórico paso a la Sudamericana, un certamen que no contaría con su presencia y llenaría de dudas el proceso al llegar Germán Corengia, DT que fue cesado por malos resultados al principio de la temporada 2020.

Ahora, con “JJ”, las cosas marchan distinto. En un club donde no hay mayores figuras individuales, el funcionamiento recurre a lo que históricamente representa la camiseta “aurinegra” para los coquimbanos: Fuerza y coraje.

Y es que Coquimbo hoy es un equipo que se hace fuerte en el colectivo y desde ahí comienza a construir. Un cuadro bravo que te disputa cada pelota como si fuera la última, donde no hay un exceso de líricos pero sí un exceso de ímpetu, lo que históricamente es el juego del cuadro coquimbano y la ciudad.

Eso es lo que cautiva, lo que ilusiona. El sueño de ver a los postergados, los olvidados, los marginados, triunfando. Y no hablo de los jugadores, que no se malentienda, hablo de una región que hoy es la más afectada por el desempleo a nivel nacional a raíz de la pandemia.

En medio de un año donde nos han quitado más de lo que hemos ganado, Coquimbo nos ha regalado una alegría. Quizás Junior sea la última parada, quizás no. Lo cierto es que Coquimbo Unido deberá disputar la llave con la garra que los caracteriza y, ojalá, traspasar todo eso también al torneo local, donde marcha en la parte baja de la tabla, pero desde lo futbolístico merece puestos de mucho más arriba.

Coquimbo hoy es uno de los dos equipos que representa a Chile a nivel continental, eso ya es un orgullo; estar en cuartos es una tremenda alegría; y seguir avanzando es un sueño del cual, yo por lo menos, no quiero despertar.

En Portada